En La Fundación, a través de los años, hemos venido conformando un banco de equipo médico tanto para suplir los dos centros de atención diurna como para facilitar, en forma totalmente gratuita y en calidad de préstamo, el equipo que necesitan en sus hogares cada uno de los pacientes que atendemos

Este equipo es utilizado por el paciente durante todo el tiempo que sea necesario y La Fundación cubre el mantenimiento, reparación o sustitución cuando es necesario.
Hemos logrado ir adquiriendo algunos equipos portátiles de forma tal que el paciente que lo necesita puede utilizarlo no sólo en su casa sino que también tenga la libertad de movilizarse a otros ambientes.